citas, Pascal Quignard, Publicaciones

Pequeños Tratados

Suponiendo que nos pudiera la esperanza de compensar la poca necesidad que le encontramos a las cosas del mundo y al orden  desordenado de la naturaleza escribiendo libros, el orden que imponemos a lo que escribimos jamás alcanza a elevar el libro al nivel de lo real, al estatuto de una región en la que el fantasma, el símbolo, el sentido sean firmemente extirpados. Al contrario. Todo artificio que introducimos con este fin se acrecienta a medida que leemos, como un hiperbólico efecto de retorno, y la existencia de un libro se nos parece cada vez más particular, desproporcionada, endeble, risible, infinitamente conmovedora. Todo el orden y la intención y la maestría y la belleza se desmoronan infinitamente en todo momento ante la ausencia de necesidad de todo libro. Nunca nadie está obligado a hacer un libro. Ni si quiera los dioses de las religiones reveladas. Y nos parecen infinitamente vanos.

Pascal Quignard

Standard
citas, Poesía, Yves Bonnefoy

El ruido de las voces

 

El ruido de las voces eres tú, a quien designan.
Estas solo en el encierro de los barcos oscuros.
Caminas sobre este suelo que se mueve, pero tienes
Un otro canto además de esta agua gris en tu corazón.

Otra esperanza además de este partir que te conceden.
No es sombrío, este fuego que se tambalea enfrente.
No te gusta el flujo de las simples y terrestres aguas
Y su ruta de luna donde se calma el viento.

Más bien, dices, más bien sobre las costas más muertas.
Palacios en donde estuve hasta el derrumbe,
Tu no amas salvo a la noche en tanto noche, pues carga
Con la antorcha, tu destino, de total renuncia.

Yves Bonnefoy

Standard
citas, Pascal Quignard

Morir por pensar

El pensador vive por el placer no sólo de una investigación sin fe, sino también de una búsqueda sin causa. En tal sentido, el pensador es lo contrario de un intelectual. Interrogación pura (sin saber, sin compromiso, sin ideal, sin opinión, sin expectativa, sin convicción, sin autorización, sin garantía ni salario, sin patria).

Pascal Quignard

Morir por pensar. Pag. 163

Standard
citas, vida

Más te valdría

Animales augurales

más te valdría

Una vieja leyenda cuenta que durante mucho tiempo el rey Midas había
intentado cazar en el bosque al sabio Sileno, acompañante de Dioniso,
sin poder cogerlo. Cuando por fin cayó en sus manos, el rey pregunta
qué es lo mejor y más preferible para el hombre. Rígido e inmóvil
calla el demón; hasta que, forzado por el rey, acaba prorrumpiendo en
estas palabras, en medio de una risa estridente: «Estirpe miserable de
un día, hijos del azar y de la fatiga, ¿por qué me fuerzas a decirte
lo que para ti sería muy ventajoso no oír? Lo mejor de todo es
totalmente inalcanzable para ti: no haber nacido, no ser, ser nada. Y
lo mejor en segundo lugar es para ti morir pronto».

F. Nietzsche, en El nacimiento de la tragedia

View original post

Standard