obra, Poesía

Ensoñación

El deterioro de las cosas, ahí donde las encontrabas, surgía de la posibilidad de tu mirada, de tu contacto con ellas; pero el “hubiera sido” sólo se mantuvo al margen, día a día, en los libros arrumbados, en notas perdidas, y te decías llegada la media noche, después de leer poesía: ¿Sólo yo debo recordar?

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s