obra

Disjecta membra

Sentí el calor hasta los huesos. Los huesos, los usos, las costumbres, el eco del crujir, todo tan cotidianamente aburrido como una revista de la farándula con olor a queso rancio. Ahhhh, ya sé de quién hablas… o no, no lo sé. Calcinados, olvidados, en bolsas de basura, hemos perdido todo, dijo uno de los cuerpos, dijo ¡perdí todo! ¿Quién? ¿Tú? ¿Y yo no? Ya no tenemos lengua, y si hay una voz que hable por nosotros, será sólo a través de las nuevas formas de telecomunicación imposible. ¿Nos ven? ¿Ven nuestros dientes en pantalla? No, no los ven, tienen otro canal ¿Cuál? Es un culebrón, pero no vale la pena, ahí no sale la esposa del presidente. ¿Hay un presidente? No lo hay, pero si fuera el caso, ahí saldría la esposa del presidente, contoneándose. ¿Entonces, la esposa no sale? No ¿No sale porque no hay presidente? No hay presidente. ¿Cómo sabes? No lo sé, no puedo saberlo. Vivimos en la anarquía. Dios te oiga. ¿Todavía puede oír? Lo dudo. ¿Entonces, Dios no oye? No oye a los mudos, si no tenemos lengua cómo vamos a… Y si no tenemos dinero… Peor. ¿Pero se puede tener dinero en estas condiciones? En estas condiciones, no. Ni en este país. En ningún país. Es nuestra culpa. ¿Por qué dices esto? Yo no he dicho nada, pero por si acaso es por haber vivido. ¿Estamos muertos? Muertos, no me hagas reír, que de verdad ya no puedo… muertos no, pero tampoco vivos. Hereje, apóstata, comunista, hippie, pedazo de carne triste, cuando no tostada color leche, huir, huir. Romper, llorar, los mocos por la nariz, y si Dios quiere también algunas lágrimas por los agujeros que todavía quedan. ¿Dios… quiere? Nunca lo sabremos, no queremos saberlo, de ninguna manera, no podemos ya saberlo. Pero bien puede el gusano hacer y deshacer desde nuestro cuerpo… llorar, soñar inspirado en la belleza del tuétano con todas las revoluciones que nos merecemos. Nuestro querido pueblo, que tanto sufre, y nosotros aquí, sin manos para luchar, sin ojos para leer, sin lengua para gritar, sin pies para correr… Y sin aulas para enseñar. Sin alas…

Advertisements
Standard

One thought on “Disjecta membra

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s