obra

-Endgame-

Final de Partida (1957)

‘ El universo de esta obra es quizás un infierno, pero un infierno milagroso,
puesto que en él uno se libera de la doble tarea de vivir y de morir.’
E.M. Cioran
 

No hay nada intelectual en Beckett, él mismo le insistía al director del montaje en Estados Unidos que: Fin de partie será mero juego. Nada menos. De enigmas y soluciones, ni una palabra. Para cosas tan serias están las universidades, las iglesias, los cafés, etc.

Así pues, el teatro de Beckett no es un teatro de las ideas, y contra todos los estereotipos acuñados desde la academia, la misma obra se nos presenta como el juego (apocalíptico) que es, donde lo elemental son los cuerpos, cuerpos que duelen, que gritan y esperan, cuerpos que lo único que pueden hacer es simplemente estar. De acuerdo con esto, el autor consigue crear a cuatro personajes en Final de Partida que son el paroxismo de un pensar retorcido y de un estar necesario, donde todo lo que se dice, se dice mal, y lo poco que se hace, se hace mal. ¿Ridículo? Sí, pero no es teatro del absurdo, es el absurdo del teatro, lo siniestro. Que Beckett haya tenido la osadía y el descaro de presentar al hombre tal y como es -un delirio sin más adjetivos- es algo que le tenemos que agradecer.

Ernesto García Castro

Advertisements
Standard

One thought on “-Endgame-

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s