obra

UnderGround/Idiot-Savant

Underground

Please… Don’t sell your dreams

The Pop Group

 

Image

Es común – diríase también que es humano – tener un proyecto, un plan B por si el plan A fracasa; incluso es bien visto venderse si la situación apremia. La literatura, por el contrario, anuncia la derrota como su máximo triunfo. En todo caso, y para ser más exactos, declara la ruina de los valores y la imposibilidad de someter la vida a una dialéctica del amo y del esclavo. Las contradicciones son, a menudo, apariencias resueltas en el mundo de la ficción (es cierto que entonces todo se complica, porque se trata más bien de diferencias irreductibles); así mismo, la ficción no es lo contrario a la realidad, ni es antagónica de la verdad de esa realidad, sino que es el espacio horizontal donde, gracias a la imaginación, expresa su verdad como posibilidad de lo real. Por lo tanto, la objetividad de lo literario es un hecho.

Que se me perdone la disertación si está fuera de lugar, pero es que traigo en la cabeza las Memorias del Subsuelo de Dostoievski.Y si bien se ha dicho ya mucho sobre el asunto, esto no nos exenta de pensar la cuestión, a saber, que las mentiras y enredos del personaje de las Memorias tienen por objetivo denunciar la falsa profundidad de quien proclama verdades a diestra y siniestra. Me explico, la memoria y el subsuelo, en tanto figuras de lo literario, son resultado de una tradición discursiva que insiste en lo subjetivo como efecto de una interioridad, es decir, lo que subyace y fundamenta. Sin embargo, y esto es lo interesante, la apuesta de Dostoievski apunta en otra dirección. Lo que subyace no tiene verdad ni esencia, pues esa mezcla de sentimientos que padece el personaje – anticipándose a lo que sería diagnosticado en el siglo XX como un trastorno de personalidad llamado Pasivo-Agresivo- es el resultado de una sobre-interpretación, una falsación del discurso, cuyo motivo es la búsqueda de la verdad. En cristiano, que la búsqueda exasperada de la verdad arroja un buen saldo de mentiras. Afortunadamente tenemos la ficción, si no para resolver las cosas, al menos para comprenderlas.

Soy un hombre enfermo… soy malo– comienza diciendo el personaje principal y narrador de las Memorias. Esta enfermedad ¿en qué consiste? ¡El hígado, pues que reviente! Ser malo con el cuerpo y aún así creer en la medicina es una superstición, asegura esta voz. Más adelante encontramos que la enfermedad se presenta como exceso de lucidez: una conciencia demasiado lúcida es una enfermedad, una verdadera enfermedad. La lucidez deriva entonces, no en la verdad, sino en la maldad y en la enfermedad. La conciencia de las cosas es mala conciencia, es una enfermedad. Y bien, ¿acaso no es en el subsuelo donde confiesa esta maldad? ¿es el subsuelo ese espacio destinado para que el inconsciente haga de las suyas? Es una pregunta tramposa, puesto que el inconsciente es el espacio donde ya no puede operar la conciencia según las leyes de la razón. Solo que este espacio no subyace, más bien insiste, persiste: el inconsciente es deseo y superficie, pero este deseo, más que deseo de conocer, es deseo de ser, y si algo se sabe, es en la medida en que se es, y no al revés. Se trata de una inversión cartesiana: existo, luego pienso.

Y ese es mi punto, ese deseo de ser, entendido como posibilidad de lo real es definido por el carácter horizontal e inmanente de la ficción que nos obliga a abandonar la relación jerárquica entre lo verdadero y lo falso, entre lo bueno y lo malo, etc. Es así que el subsuelo en las Memorias no es un lugar más profundo, sino otra superficie objetivamente accesible para la producción de la realidad.

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s