obra

Old Abstract

 Nace de ti una sonrisa, le dije, que se extraña cuando la mañana pone mi mano en tus senos y la luz se vuelve roja mientras atraviesa tus cortinas y todo empieza de nuevo.                                

Ya no hablo del silencio porque no lo necesito: algo así decían las aves que salían de tu boca, que no se cansaban de fumar tabaco inglés en un conjunto de conjuntos, cuando la papiroflexia se volvía kantiana por una suerte de categorías que no tenían ni cualidad, ni cantidad, ni relación, ni modo…. pensé, ni modo, qué puede uno hacer en esos casos.

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s